Saltar al contenido →

Se reconoce una incapacidad permanente por “Burnout” o “estar quemado”

El Juzgado de lo Social  nº 10 de Las Palmas ha estimado  la demanda  de una matrona de 40 años,  reconociéndose en dicha sentencia que la profesional  contaba  con “ un agotamiento progresivo, en gran medida derivado de su estrés laboral,  que le producía trastornos del sueño, con visión pesimista frente a la posibilidad de poder continuar con su trabajo, además de sentirse incomprendida , lo que afectaba de forma notable  a sus relaciones interpersonales y vida familiar”.

Así, se  condena al Instituto Nacional de la Seguridad Social a reconocerle una incapacidad permanente total.

Publicado en Vigilancia Salud